5 Razones por las que el precio del jamón ibérico es elevado

No es nada raro que nos gusta comer bien, y comer productos de calidad. Ello no es una excepción si hablamos del jamón ibérico o jamón ibérico de bellota, ya que son muchos los adeptos a este delicioso manjar que no renuncian a degustar por muy elevado que sea su precio.

Y es que nunca viene mal darse un capricho si nos lo podemos permitir, sobre todo si se trata de comida de calidad, por ello en este post queremos daros una serie de razones que justifican el elevado precio de los jamones de mayor gama o gama alta que no son accesibles a cualquier bolsillo.

Somos conscientes que el jamón ibérico español es uno de los mayores manjares que nos ha dado la vida, y su elevado coste está totalmente justificado ya que en ocasiones una pieza puede superar los 3 ceros. A continuación te contamos los motivos de su elevado precio y si está o no justificado.

1.- Modo de cría y tipo de vida de los criadores

En primer lugar tenemos que hablar de la cría de cerdos y el estilo de vida que han de llevar las personas dedicadas a ella. Se trata de una ardua labor que requiere la pasión, entrega y sobre todo tiempo por parte de los criadores, ya que se invierte una gran cantidad de tiempo tanto en la cría del cerdo como posteriormente en la recuperación de la inversión realizada.

Ello se debe a que tras la cría, viene el sacrificio, descuartización y finalmente el proceso de curado del mismo cerdo. Todo ello comprende un tiempo de elaboración medio de 1 año una vez el cerdo haya crecido lo necesario para poder proceder al sacrificio y el inicio del proceso de preparación para su curación.

2.- Proceso de producción del cerdo

Pasamos ahora al proceso de producción como tal. El cerdo es llevado a la planta de producción donde es desmembrado en piezas. Deberemos esperar al siguiente día para someter a las patas al proceso de salazón en un habitáculo con humedad y temperatura ajustadas, ya que debe cumplir unos requisitos concretos de estos valores para que todo vaya bien y se dé correctamente este proceso para que las piezas queden con la calidad esperada.

Posteriormente, el jamón se cambiará de habitación y de temperatura hasta que finalmente se traslada a las bodegas. Una vez aquí deberá pasar una media de 4 años para poder ser comercializado y disfrutado por el cliente final.

Cada año se producen una media de 5.000 jamones. Solo los mejores se venderán por miles de euros, aquellos que proceden de cerdos de raza más pura.

3.- La calidad del jamón, un factor determinante en su precio

Uno de los inconvenientes actuales que limitan que los jamones se puedan vender a un precio más alto del que se venden realmente es la situación económica actual, ya que ello marca en gran medida el volumen de ventas que se pueden realizar de jamón.

Por tanto, en términos de calidad, un jamón puede ser muy bueno, y gozar de la mejor materia prima y alimentación durante su crianza, pero por desgracia en términos de precio es determinante la demanda, aunque ello no impide que los jamones de mayor calidad se vendan a precios más elevados.

Lo más usual, cuando hablamos de razas, es que nos venga a la mente un jamón de pata negra al hablar de un jamón de calidad, concretamente aquellos jamones de raza ibérica que han sido alimentados y engordados con bellotas.

4.- La “pata negra” no es síntoma de mayor calidad y precio

Debes saber que es un error pensar que porque un jamón tenga la pezuña negra o la “pata negra” significa que es de mejor calidad y sabor. Te lo decimos porque es un hecho conocido dentro del mundo del jamón que, el jamón más caro del mundo y de mayor calidad y más exclusivo de todos los tiempos es de pata blanca.

Si, como lo lees, este jamón de pata blanca es conocido como Manchado de Jabugo. Se trata de un cerdo de una de las 6 estirpes de la variedad del cerdo ibérico que es producto del cruce del cerdo blanco inglés con una cerda de Huelva.

Su elevado precio se debe a lo complicado de su crianza. En primer lugar estas cerdas tienen pocas crías, además su crianza dura 36 meses y no 14 y se necesitan extensos campos para la crianza de estos cerdos.

Su lenta crianza, su menor productividad comparado con otras razas, y los estragos que hizo la peste porcina, han llevado al borde de la extinción a este tipo de cerdos. Todo ello acaba afectando a su precio, que acaba disparándose.

5.- Otras razas de calidad y de pata negra

Pero podemos encontrar en nuestro país razas de origen ibérico de gran calidad, como por ejemplo la Lampiña y la Entrepelada, ambas son “pata negra” ya que su pezuña es de color negro. Sin embargo encontramos otras razas como el caso de la Manchada de Jabugo, la Tobiscal, la Campiñesa Rubia y la Retinta que tienen un tono de piel más rojizo.

Es importante saber que en todos los casos mencionados el tono de la piel va ligado al de la pezuña, ya que no todos los cerdos ibéricos son siempre de “pata negra”, es decir, no tienen porqué tener la pezuña negra obligatoriamente. Como muestra, podemos decirte que existen razas de cerdo NO ibérico cuya pezuña es de color negro.

Con ello queremos dejar patente que el tono de la pezuña no evidencia ni es garantía de calidad ni de pureza de la raza del cerdo.

Al final lo más importante no es comprar un jamón de miles de euros, sino poder permitirte un jamón de calidad acorde a tu nivel adquisitivo. Como todo en la vida cada uno debe invertir su dinero en aquellas cosas que le gustan pero sin que le supongan algo prohibitivo. Lo mismo ocurre con otros aspectos de la vida como pueden ser la ropa de marca, los automóviles o incluso adquirir un nuevo smartphone de última generación.

Sea cual sea tu jamón favorito, te podemos garantizar que en nuestra tienda online encontrarás todo lo que necesitas para proteger tu jamón, cortarlo, colocarlo y mucho más. Aquí te dejamos un avance de todo lo que puedes encontrar en nuestra sección para amantes del jamón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *